Dulce Refugio

Dulce Refugio

Asistiendo a niños y niñas afectados por el VIH.

 

Nuestra Historia:

Dulce Refugio tiene su inicio en 2009, cuando vimos la gran necesidad de ayudar a niños afectados del VIH. Nos esforzamos a proveer un ambiente donde ellos pueden encontrar apoyo físico, emocional, y espiritual; y encontrar alegría y esperanza a pesar de las adversidades que enfrentan.

El segundo piso de Alto Refugio está reservado para los niños donde pueden disfrutar de actividades que sean divertido como también educacional; un lugar donde pueden gozar su niñez. También ofrecemos consejería y asistencia social, para que la familia funcione sanamente, y proveyendo ayuda en ropas, medicina, odontología, leche en polvo y kit escolar.

Vemos que es urgente ayudar a estos niños que enfrentan tantos desafíos como pobreza, abandono, rechazo, temor de la muerte de seres queridos, enfermedad, discriminación y muchas cosas más. Nuestra meta no es solamente ayudar con necesidades del momento, sino también proveerles las herramientas para poder enfrentar el futuro con más seguridad.

Niños editado peq

Dulce Refugio tiene más de 1.600 niños registrados. Por supuesto, hay mucho trabajo por delante, siendo que el Departamento de Protección de Niños en Riesgo del gobierno está sobrecargado, especialmente cuando se niños afectados del VIH. Le invitamos a ser parte de sembrar semillas de esperanza, ofreciendo oportunidades a nuestros niños, que son el futuro de nuestro país. Sus vidas pueden ser tocados por nuestras manos extendidas.

 

Nuestra Visión:

Soñamos con un entorno donde los niños y ninas afectados por el VIH/SIDA encuentren el apoyo físico, emocional y espiritual para que puedan disfrutar su niñez y tener las herramientas necesarias para vivir dignamente a pesar de las adversidades que enfrentan.

 

Nuestra Misión:

Dulce Refugio es un ministerio comprometido a impulsar niños y niñas afectados por el VIH/SIDA, entregando recursos básicos enfocados a su desarrollo personal, cultivando esperanza en su realidad, a fin de lograr un individuo capacitado para influenciar positivamente en la sociedad.

 

Nuestras Actividades:

Ya que nuestro enfoque está en apoyar a niños afectados por el VIH, buscamos maneras de contribuir hacia su desarrollo en cada área de su vida para que se integran en la sociedad en una forma saludable. Estas son algunas maneras en que le apoyamos:

1) Recursos

Proveemos una caja de leche fórmula en el Kit de Parto, y mensualmente a los bebés de 6-12 meses. El PRONASIDA provee leche para los bebés durante los primeros 6 meses, y nosotros continuamos con esta ayuda hasta que alcancen 12 meses.

También proveemos pañales, ropas, zapatos, camperas y otros artículos, según la necesidad de cada niño, y regalos para sus cumpleaños (de lo que recibimos por donación). Para los escueleros, tenemos ropas, zapatos, kit de higiene, kit escolar y regalos de cumpleaños hasta la edad de 15 años.

2) Salud y Nutrición

Proveemos:

  • Desayuno, almuerzo y merienda para los niños presentes.
  • Kits de Parto para puérperas, y kits para recién nacidos.
  • A los niños con VIH, medicamentos: multivitaminas, antibióticos, antimicóticos, antiparasitarios y otros, solo por recetas de un médico. Le informamos a los padres (mayormente madres) de la salud de sus hijos, y como ellos pueden cuidar de la mejor manera a sus hijos. Una familia saludable es la mejor protección para los niños infectados del VIH.

3) Acompañamiento Espiritual

Creemos que cada niño es precioso en los ojos de Dios, y que Jesús es el único que puede traer esperanza en un mundo muy oscuro. Muchos de nuestros niños viven en situaciones de abuso, temor, negligencia y/o violencia. En Dulce Refugio nos esforzamos a demostrar un amor incondicional juntamente con una disciplina saludable. Sobre todo, deseamos que ellos tengan un encuentro con el Padre amoroso en quien pueden descubrir su verdadera identidad.

4) Atención Psicológico

Ofrecemos consejería personal y familiar, para ayudar a que puedan enfrentar su realidad – que incluye VIH, y que encuentren esperanza a pesar de sus circunstancias.

Compatir

Opinar/Comentar